¿Cómo se siente una persona con trastorno explosivo intermitente?

Brotes de depresión

Detrás de la ira inconsciente, exagerada y constante que se convierte en un estilo de vida, en la forma predominante de afrontar las situaciones y los problemas, se esconde un cierto grado de frustración, depresión y miedo. Miedo que surge de la sensación de no poder controlar una situación o una persona. Todo se recibe con molestia, intolerancia, rencor.

Las personas perpetuamente enfadadas tienen miedo al sufrimiento y utilizan la herramienta de la ira para intentar deshacerse de este miedo. Tienen miedo a que no se cumplan sus expectativas o exigencias, a sufrir decepciones y rechazos: en defensa del ego utilizan cualquier estrategia para “salvarse” (gritos, amenazas, romper objetos, insultos, etc.).

Marijana Jufer, ergoterapeuta, terapeuta complementaria en kinesiología TFH, kinesiología educativa, profesora de gimnasia cerebral y biorresonancia, consejera filosófica existencial, emodeladora, profesora de emodelación, vicepresidenta de la Asociación Suiza de Emodelación, responsable de la coordinación y enseñanza de la Academia Suiza de Emodelación.

Brotes bipolares

Se ha informado de que los actos agresivos suelen ir acompañados de una sensación de alivio y, en algunos casos, de placer, pero a menudo van seguidos de remordimientos, arrepentimiento o vergüenza. Lanzar objetos, romper cosas u otros excesos de ira pueden ser signos de trastorno explosivo intermitente.

El diagnóstico de DEI sólo es posible cuando se excluyen otros trastornos que podrían incluir episodios de comportamiento agresivo; asimismo, el comportamiento agresivo no debe vincularse al efecto fisiológico del consumo de sustancias o a una condición médica general.

Impulsos agresivos

Para investigar el GAM, existen actualmente estudios controlados en curso, desde diferentes ámbitos: neurpsicológicos, utilizando, entre otros, el test de juego de Iowa, de neuroimagen, con hallazgos de alteraciones del EEG de tipo déficit temporal (no por casualidad también encontradas en el TOC) e imágenes PET que muestran una diferencia significativa en el arousal cortical, similar, esto, a los datos obtenidos en pacientes alcohólicos.

  ¿Cómo actuan las personas enfadadas?

Explorando, por otra parte, el panorama actual de la demanda de asistencia psiquiátrica, que afecta a unos 6,3 sujetos por cada 1.000 habitantes en los países industrializados, destaca cómo el sistema de oferta debe fijarse como objetivos superar la custodia, prestar asistencia en el territorio, reconstruir una red social, aprovechar los recursos y favorecer la integración entre los distintos operadores.

Se necesitan protocolos para la gestión de la “violencia” y la contención, de modo que cada intervención tenga un sentido y un objetivo terapéutico, dentro de una transparencia de las prácticas psiquiátricas.

Prueba de ataques de ira

Sin embargo, como ocurre en trastornos similares, cuando el sujeto se da cuenta de la insensatez del acto, aparecen profundos sentimientos de culpa, remordimiento, preocupación y desaprobación por sus actos.

Por lo tanto, el acto de robar produce un efecto emocional que supera con creces cualquier intento racional de contenerse, hasta el punto de no considerar siquiera las consecuencias. La gratificación derivada del robo se convierte, por tanto, en ineludible para el sujeto cleptómano, que tiende a repetir el acto de nuevo.

Puede que también te guste...

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad