¿Cómo se apaga la mente?

Cómo dejar de pensar por la noche

Los pensamientos, por su propia naturaleza, nacen, tienen un origen, una “vida” propia, evolucionan, siguen fluctuaciones y, por lo tanto, son portadores de una energía que luego llega a su fin. Si este mecanismo de bucle se repite y somos presa de él, nuestros “cartuchos” se agotan con bastante rapidez.

Por eso, terapias como la bioenergética son de gran ayuda, ya que desentrañan los mecanismos energéticos que están en la raíz de los comportamientos, hacen salir las tensiones del cuerpo y liberan así los hábitos improductivos.

Cómo silenciar la mente

El exceso de pensamientos ocupa nuestra mente de forma que nos impide pensar con claridad, nos mantiene distraídos y consume nuestra energía mental, lo que se traduce en menos tiempo y energía para hacer el trabajo real. Impone una carga cognitiva en nuestra mente que nos distrae de pensar en el futuro y de hacer verdaderos progresos.

Todo el mundo puede pensar y repensar las cosas de vez en cuando, pero los pensadores crónicos, los que pasan la mayor parte del tiempo rumiando y poniéndose bajo presión, confunden lo que yo llamo “presión positiva” con el estrés.

Frases como “qué pasaría si” y “debería” dominan el pensamiento, como si un jurado invisible se sentara a juzgar la vida. ¿Conoces a alguien que se pone nervioso cada vez que publica en Internet porque le preocupa profundamente cómo interpretarán los demás sus publicaciones y actualizaciones?

  ¿Cómo hacer un caballito en la moto?

“Como nos sentimos vulnerables cuando pensamos en el futuro, seguimos intentando resolver los problemas en nuestra cabeza”, dice David Carbonell, psicólogo clínico y autor de “El truco de la preocupación: cómo tu cerebro te engaña para que esperes lo peor”.

Zen Vacía tu mente

Malos recuerdos que resurgen de repente, preocupaciones, ansiedades. Pero también los recuerdos intrusivos, las alucinaciones y las preocupaciones persistentes, que están en el centro de enfermedades como el trastorno de estrés postraumático, la esquizofrenia, la depresión mayor y la ansiedad. Se cree que estos síntomas debilitantes se deben, en parte, a la menor participación de la corteza prefrontal lateral en la detención de procesos mentales no deseados, un proceso conocido como control inhibitorio.

La tarea experimental consistía en pedir a los participantes en la investigación que aprendieran la asociación de un par de palabras unidas por un significado común, como “musgo/norte”, o un par de palabras desconectadas, como “insecto/carretera”.

En un segundo paso, se pidió a los sujetos que recordaran el par de palabras asociado si una de las palabras del par era verde o que suprimieran la asociación si era roja: por ejemplo, el sujeto, al que se le mostraba la palabra “insecto” en rojo, tenía que interrumpir el pensamiento que asociara “carretera” con “insecto”.

Cómo liberar tu mente de los pensamientos fijos

¿No puedes dormir porque te pones a pensar en la cama, lo que te mantiene despierto durante varias horas? He aquí cuatro sencillas medidas para desconectar el cerebro por la noche y tener un sueño tranquilo y reparador.

Aquí tienes cuatro “ayudas prácticas” en caso de que no puedas “desconectar la cabeza” y tengas problemas para conciliar el sueño, o si te despiertas a menudo por la noche con pensamientos negativos o persistentes.

  ¿Que Canta La Rosalía?

Si no disponemos de una hora entera para relajarnos, podemos dedicarnos a hacer (sólo) las cosas que prefiramos: para mí, éstas consisten en preparar una tisana, encender una vela, sentarme y meditar.

Es bastante común que a lo largo del día intentemos evitar pensar en las cosas o situaciones negativas de nuestra vida. Sin embargo, a este respecto, debemos saber que a menudo surgen nuestras molestias y pensamientos nocturnos,

Puede que también te guste...

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad