¿Cuándo se dice de nada?

Mateo 11

[En la Piazza Duomo de Milán; un vendedor de globos se acerca a Chicco]Vendedor de globos: ¿Quieres un globo? Chicco: Mamá, ¿me lo compras? Silvia: ¡Claro! Vendedor de globos: Cinco euros.Silvia: ¡Gracias! [Alberto entrega el dinero al vendedor]Vendedor de globos: ¡Gracias! [Silvia: ¿El recibo? Vendedor de globos: No… Silvia: No, gracias entonces, tenga paciencia… [devolviendo el globo] Alberto [cogiendo los cinco euros]: El dinero… Silvia [viendo a Chicco acercarse a las palomas]: No, no, ¡deja a las palomas en paz, por favor! Alberto: Silvia, vamos, déjale jugar.Silvia: ¿Estás de broma? Pero no sabes las enfermedades que portan, la criptococosis, ¡es asquerosa! ¿Por qué la aspergilosis? ¿O la histoplasmosis?

Mateo 19

Y es que estas bonitas frases encierran pequeñas lecciones de vida y enseñanzas que a menudo se nos escapan cuando somos niños y que son valiosas hoy en día. Nos sabemos de memoria cada una de las líneas de nuestros dibujos animados favoritos, sin duda algunos de ellos pertenecen a las 10 películas imprescindibles, pero en algunos casos no nos hemos detenido lo suficiente en el mensaje que transmiten.

“Y ahora, veamos qué horrible muerte para uno tan hermoso…. ¿Qué elijo? Haaa, ¡la manzana encantada! ¡El sueño de la muerte! [“¡Sólo hace falta probar la manzana embrujada y los ojos de la víctima se cerrarán para siempre en un sueño de muerte!”

Marco 10

No se trata de un problema marginal dado que Internet “se ha convertido en una herramienta indispensable para hacer realidad una serie de derechos humanos, combatir la desigualdad y acelerar el desarrollo y el progreso humano, por lo que garantizar el acceso universal a Internet debería ser una prioridad para todos los Estados” (Asamblea General de las Naciones Unidas, Informe del Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, 16 de mayo de 2011, 22).

  ¿Qué pasa si no ceno por la noche?

En 2005, la Comisión Federal de Comunicaciones, con su declaración política, ha delineado los principios generales con los que hacer que las redes de banda ancha sean abiertas y accesibles a todos “para preservar y promover la naturaleza abierta e interconectada de la Internet pública”.

Mateo 10 16

La persona que habla, en estas dos frases, utiliza el subjuntivo de los verbos poder y ser (possiate, siate), y, dirigiéndose directamente a los novios, desea que, los novios, sean siempre felices, toda la vida: Deseo que (ustedes) sean felices, o que sean felices.

Y así sucesivamente. Evita el verbo, el segundo verbo. Al fin y al cabo, para evitar el segundo verbo, basta con evitar la palabrita “que”. Si pronuncias ‘that’ (I wish that…) estás jodido: tienes que usar el segundo verbo, con el riesgo de que te equivoques.

Hemos visto cómo expresar primero un deseo, un anhelo, y luego la duda. Ahora veamos qué ocurre cuando hacemos una petición, una exhortación o una invitación, una invitación a hacer algo. Por ejemplo. Si quieres decirle a un colega, o a un cliente, llamándole “ella”, que tenga paciencia, que debe tenerla, solemos decir:

Puede que también te guste...

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad