¿Qué es la comunicación pasiva ejemplos?

Comunicación pasivo-agresiva

Cuando hablamos de comunicación activa muy a menudo se trata única y exclusivamente de la escucha activa (error que también cometí en un artículo anterior), pero incluso cuando hablamos podemos intervenir activamente.

En la familia, cuando un padre le dice a su hijo: “¡Lávate los dientes y vete a la cama!” puede evitar el diálogo y llegar inmediatamente a la solución del problema (mandar al niño a la cama), pero una expresión interrogativa como: “¿Por qué no te lavas los dientes y te vas a la cama ya que mañana tienes que madrugar?” puede abrir un diálogo, que quizá no conduzca rápidamente a la solución del problema, pero que afectará positivamente a la relación entre padre e hijo.

Comunicación activa

Cuando tenemos una opinión diferente a la de los demás, intentamos sustituir el “te equivocas” por el “no estoy de acuerdo” para que la gente entienda que no les estamos juzgando sino que, aunque les apreciamos, tenemos una opinión diferente sobre un determinado tema.

– Expresión de la necesidad: “Me gustaría poder hablar contigo sobre este tema para ver cómo podemos afrontar esta situación, ya que necesito que el trabajo que te he asignado se haga con precisión para poder presentarlo al cliente”.

Algunas estrategias que pueden ayudarnos son mantener el contacto visual con nuestro interlocutor, una postura abierta, una expresión facial viva y un tono de voz firme mientras nos detenemos en las palabras clave.

Formar parte de la junta directiva me permite devolver de alguna manera a la asociación lo que he recibido a lo largo de los años a través de la formación, la creación de redes, la tutoría y, en general, todos los momentos de intercambio vividos junto a los demás miembros.

  ¿Qué acción vale más?

Comunicación pasiva oss

O te pusiste a gritar insultos y te fuiste dando un portazo. Luego, tal vez media hora después, te arrepentiste de tu elección porque no pudiste explicar tus razones y te diste cuenta de que no fuiste capaz de decir ni el cinco por ciento de lo que querías decir.

Al menos no podemos vivir en esta dualidad si queremos vivir felices. Siempre es frustrante cuando te das cuenta de que no has dicho todo lo que querías decir. Te sientes impotente y un poco tonto.

También es típico del comportamiento agresivo invadir el espacio ajeno, expresar la cerrazón con la postura corporal, asumir expresiones exageradamente airadas… Toda una serie de emociones y patrones de pensamiento que tienden a querer someter al otro.

¿Qué es la comunicación pasiva ejemplos? online

A diferencia de la comunicación asertiva, la comunicación agresiva genera conflictos, malentendidos y malas relaciones. Una condición que no es nada fructífera y que, a la larga, se convierte en algo difícil de resolver, lo que muy a menudo conduce a rupturas profesionales y personales.

Comunicar con asertividad significa, ante todo, respeto. Un tipo de “juego” en el que dos personas se esfuerzan por llevar a casa el resultado para que ambos estén satisfechos con su juego.

Una lógica en la que entran en juego una serie de reglas que enseñan a “jugar el juego” y a hacer de la comunicación asertiva una parte integral de la propia forma de expresarse. Veamos cuáles son y qué hay que practicar para convertirse en una persona asertiva.

Mirar a los ojos de tu interlocutor, utilizar un tono firme y decidido pero nunca agresivo, comprobar que tus expresiones faciales son coherentes con lo que quieres comunicar, son piezas que completan la eficacia de tu forma de expresarte.

  ¿Cómo se puede definir educación en valores?

Puede que también te guste...

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad