¿Qué es gratitud 5 ejemplos?

Reflexiones sobre la gratitud

¿Has oído hablar alguna vez del diario de gratitud? Si aún no sabes lo que es, en este especial me gustaría hablarte de ello y que descubras por qué empezar a mantener uno podría ayudarte a sentirte mejor, en armonía contigo mismo y con el mundo que te rodea.

El diario de gratitud, de hecho, que debe escribirse cada día, le sirve para anotar todas las cosas (pero también las personas, los acontecimientos, las situaciones…) por las que se siente agradecido en ese día concreto.

Cuando hablo de cosas “triviales”, me refiero, por ejemplo, a tener un techo, dormir en un colchón cómodo, poder darse una ducha caliente, tener comida en la mesa. Ahora que lo pienso, no todo el mundo tiene estos privilegios. Verás, pues, que estas cosas no son tan triviales.

Si quieres ir un poco más allá, intenta describir cómo esas cosas te hicieron sentir bien. Por ejemplo: “Estoy agradecida por mi perro: cuando llego a casa y empieza a mover la cola mi corazón se llena de alegría, cuando le acaricio siento una sensación de relajación, cuando me mira con sus ojos brillantes y me sigue por toda la casa siento que nunca estoy sola…”

Siento gratitud cuando

¿Parece difícil? ¿O es inútil? Prueba a programar un temporizador en tu teléfono móvil para dedicar un par de minutos a sentir gratitud en varios momentos del día. Acepta este reto y verás que después no podrás prescindir de él.

  ¿Por qué me siento tan melancólica?

Carencia, privación, desgracia, pérdida: son algunas de las palabras que utilizan las personas que no practican la gratitud. Las palabras que utilizamos describen nuestro mundo y, al mismo tiempo, le dan forma.

Practicar la gratitud sienta bien, pero no sólo eso: hay muchos efectos positivos en varios niveles, tanto psicofísicos como sociales. Esto es lo que abarca el poder de la gratitud:

Falta de gratitud

El término “gratitud” deriva de las palabras latinas gratia y gratus, que significan “favor, gratitud, agradecimiento” y “apreciado, querido, bienvenido”, respectivamente. En ambos términos encontramos la idea de agradecimiento y de sentirse agradecido por los aspectos positivos de nuestra vida. Podemos estar agradecidos por una persona pero también por la vida en general.

Para terminar este resumen sobre formas de practicar la gratitud, me parece importante mencionar el hábito de utilizar un lenguaje positivo. De hecho, diversas investigaciones han demostrado que el lenguaje influye en nuestra forma de pensar. Esta investigación tiene su origen en la famosa teoría del determinismo lingüístico de Whorf, que plantea la hipótesis de que el lenguaje determina la naturaleza y el contenido de nuestro pensamiento. En el ámbito psicológico, esta teoría se transpone de la siguiente manera: si nos dirigimos a los demás y especialmente a nosotros mismos en términos negativos, atraeremos sentimientos y estados de ánimo negativos. Si, por el contrario, nos esforzamos por expresarnos en términos positivos y optimistas, entonces influiremos en nuestros pensamientos provocando optimismo, gratitud y buen humor.

Frases de agradecimiento

¿Has oído hablar alguna vez del diario de gratitud? Si aún no sabes lo que es, en este especial me gustaría hablarte de ello y que descubras por qué empezar a mantener uno podría ayudarte a sentirte mejor, en armonía contigo mismo y con el mundo que te rodea.

  Gestión de carteras: ¿Quién puede hacerlo?

El diario de gratitud, de hecho, que debe escribirse cada día, le sirve para anotar todas las cosas (pero también las personas, los acontecimientos, las situaciones…) por las que se siente agradecido en ese día concreto.

Cuando hablo de cosas “triviales”, me refiero, por ejemplo, a tener un techo, dormir en un colchón cómodo, poder darse una ducha caliente, tener comida en la mesa. Ahora que lo pienso, no todo el mundo tiene estos privilegios. Verás, pues, que estas cosas no son tan triviales.

Si quieres ir un poco más allá, intenta describir cómo esas cosas te hicieron sentir bien. Por ejemplo: “Estoy agradecida por mi perro: cuando llego a casa y empieza a mover la cola mi corazón se llena de alegría, cuando le acaricio siento una sensación de relajación, cuando me mira con sus ojos brillantes y me sigue por toda la casa siento que nunca estoy sola…”

Puede que también te guste...

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad