¿Cuáles son las ventajas de ser psicóloga?

Necesito un examen psicológico

En cuanto a los cursos específicos del currículo de formación en Psicología Clínica y de la Rehabilitación, éstos tienen como objetivo principal promover las competencias teórico-aplicativas en el ámbito de la psicología de los procesos cognitivos normales y patológicos, la neuropsicología y la neurociencia, la evaluación psicométrica y la intervención psicológica, en los diversos contextos en los que el psicólogo trabaja, como por ejemplo, en los centros de tratamiento de los servicios públicos y privados, en los servicios de atención territorial y en las instituciones educativas.

¿Cuánto cuesta ir al psicólogo?

Para trabajar como psicólogo laboral se requieren, en primer lugar, ciertos conocimientos técnicos sobre metodologías y herramientas de evaluación, selección y desarrollo de recursos humanos.

En el contexto de la gestión y el desarrollo de los recursos humanos, se encarga de la formación del personal y es responsable de evaluar las competencias de los empleados, investigando también su potencial no expresado. También en este contexto, el psicólogo laboral se encarga de motivar al personal para que alcance sus objetivos y de controlar la relación entre el rendimiento de los trabajadores y sus condiciones psicosociales.

Por último, se encarga de analizar y proponer ideas para mejorar la comunicación, tanto dentro como fuera de la empresa, contribuyendo de forma valiosa a mantener la eficacia y optimizar el rendimiento profesional.

La carrera normal incluye también un periodo de formación especializada, seguido del Examen de Estado (que habilita para el ingreso en el Registro de Psicólogos y el inicio de la profesión).

  ¿Cuándo se puede volver a comer después de una colonoscopia?

El psicólogo realmente ayuda

Despejados los prejuicios y estereotipos, quiero reiterar que acudir al psicólogo no significa en absoluto estar “loco”, “diferente” o “desquiciado”, sino, por el contrario, cuidar la salud mental, que va de la mano de la salud física y el bienestar general, y, por tanto, ser personas sanas que, reconociendo un malestar, que en un determinado periodo de su vida no pueden sobrellevar, deciden acudir al especialista competente para activar un proceso de tratamiento y curación.

Con qué frecuencia hay que acudir al psicólogo

Despejados los prejuicios y estereotipos, quiero reiterar que acudir a un psicólogo no significa en absoluto estar “loco”, “diferente” o “demente”, sino, por el contrario, cuidar de la propia salud mental, que va de la mano de la salud física y el bienestar general, y, por tanto, ser personas sanas que, reconociendo un malestar, que en un determinado periodo de su vida no pueden sobrellevar, deciden acudir al especialista competente en la materia para activar un proceso de tratamiento y curación.

En un artículo anterior aclaramos la diferente formación teórica y metodológica entre un Psicólogo y un Psicoterapeuta, y el hecho de que existen diferentes orientaciones psicoterapéuticas.

Puede que también te guste...

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad